Tiempo de dar Gracias


Hoy es un día muy especial, es el Día de Acción de Gracias.


jueves, 24 de noviembre del 2011

Hoy es un día muy especial, es el Día de Acción de Gracias.  No cabe duda que tenemos muchas cosas por dar gracias a Dios.  Quiero hacer un alto para compartir con ustedes mi pensar.

 Este año ha sido de mucho trabajo y grandes retos, pero pocos saben lo afortunado y bendecido que he sido.  He tenido la oportunidad de ver todas las bendiciones que tengo a mi alrededor y todos los milagros que ocurren constantemente ante mis ojos y muchas veces no los quiero reconocer.  Tengo que reconocer y darle gracias a Dios por muchas cosas entre ellas se encuentran:

1.     Mi familia

         De una familia sencilla y humilde, de compromiso con el trabajo, he podido ver cómo mi familia extendida ha crecido este año.  La Junta del Colegio se ha convertido en una familia extendida, donde nos olvidamos de nuestras diferencias, para luchar por un mismo ideal: el bienestar de todos.  Hemos aprendido a sentir el dolor y la necesidad de nuestros compañeros y sabemos que existe esperanza si seguimos trabajando juntos.  Vivo eternamente agradecido por esta oportunidad que Dios me ha brindado de compartir con cada uno de ustedes.

  2.     Los dentistas

No cabe duda, que he aprendido y madurado con la interacción de cada uno de ustedes.  Son ustedes la razón de existir de este Colegio.  Cada uno de ustedes tiene su idiosincrasia y pensar que permite la diversidad de opiniones que fortalecen al Colegio.  Son ustedes los que han rescatado nuestra identidad y la han defendido a capa y a espada.  Hoy podemos decir que tenemos un Colegio que seguirá luchando y defendiendo la dignidad de cada uno de nosotros.  Ustedes han demostrado el orgullo que siente el dentista de su profesión, dando cátedra a los demás profesionales de la salud.  Sé que no vacilarán en hacer cuantas manifestaciones sean necesarias para demostrar este compromiso con la salud oral de Puerto Rico.  Hoy, más que nunca, le doy gracias a Dios, por permitirme ser parte de sus vidas y ayudar al progreso de nuestra profesión, pero, más que nada, gracias a ustedes por permitirle servirles desde el Colegio. 

3.     Nuestros estudiantes

Son ellos el futuro de nuestra profesión, debemos cuidarlos y ayudarlos a que se puedan integrar a nuestra sociedad.  El Colegio seguirá trabajando para que las condiciones de trabajos para ellos y todos los dentistas sean unas dignas y de respeto para todos.  Le doy gracias a Dios por permitirme conocerlos y entender sus necesidades.  A ustedes, compañeros estudiantes de odontología, les doy las gracias por compartir conmigo su vitalidad y energía por lograr cambios en nuestra sociedad.  Ustedes han aportado y no tengo duda que seguirán aportando mucho a nuestra sociedad.  Gracias nuevamente por todo los que nos han regalado a cambio de nada. 

                     4.    Nuestros pacientes  

Ellos son la razón de ser de cada uno de nosotros.  A ti paciente,  reafirmamos nuestro compromiso con la salud oral de Puerto Rico y los estándares más altos de la salud oral.  Seguiremos luchando porque las condiciones existentes cambien, de tal manera que el sistema de salud esté centralizado en el paciente y los accesos a la salud no sean limitados.  Le doy gracias a Dios por ser dentista y poder tener la fortuna y bendición de levantarme todas las  mañanas con el pensamiento de que mis manos puedan sanar al mas necesitado, de que mi compresión, pueda confortar y brindar esperanzas a nuestra gente y que mi corazón sienta empatía por todo aquel que llegue a mi oficina.  Son pocos los que tienen esta gran oportunidad todos los días y Dios me escogió a mí y a ti para hacerlo.  ¡Qué afortunados somos! 

Hoy te doy gracias por estar aquí para mí, y espero que nunca olvides que cada uno de nosotros escoge.  Yo escogí estar ¡Juntos creando esperanza, una sonrisa a la vez!  ¿Y tú?

 

Cordialmente,

Thomas Manuel Medina, DDS    

Presidente CCDPR


 

 

 

 


Comentarios


No hay comentarios en esta noticia.

Añade un comentario.