Informe de los Representantes al Comité Inter-Institucional


Para cambios de Consenso al P. del S. 735


martes, 19 de abril del 2016

Por:  Dr. Luis Silva Ramírez y Dr. José A. Morales Morales

El CCDPR es un organismo que agrupa la totalidad de la clase dental en PR y sus dos metas y objetivos principales son en orden de importancia, velar por la salud  oral del pueblo y velar por el bienestar de su matrícula, los dentistas de PR.

El proyecto del S 735 original fue propuesto por la JDE en septiembre del 2013 para atender el asunto de los mecánicos o técnicos dentales, cuya junta examinadora se encuentra inoperante.  La intención fue ponerlos bajo la sombrilla de la JDE para brindar acceso a reválida, educación continua, etc.; y naturalmente, por el bien de los mismos técnicos, poder regularlos adecuadamente.

Cuando el proyecto propuesto llegó al senado se le incorporaron múltiples enmiendas que desnaturalizaron el proyecto.  El CCDPR se enteró de este proyecto 735 alterado días antes de ser aprobado en el Senado de PR.  El proyecto se aprobó por el Senado de PR el 25 de octubre del 2015 sin hacer   vistas públicas y es totalmente diferente al propuesto originalmente por la JDE; prácticamente un proyecto sustitutivo.  

Algunas de las enmiendas que se le introdujeron fueron propuestas por la Escuela de Medicina Dental de la UPR (EMD); pero hubo muchas otras, que no tenían nada que ver con la EMD, que iban dirigidas a alterar la estructura operacional de la Junta Dental Examinadora (JDE) y la profesión en general.  La opinión del CCDPR y la JDE fue que estas enmiendas eran muy adversas y representaban una amenaza la profesión dental.

Entre las enmiendas que el proyecto 735 alterado proponía y que más los dentistas rechazaron estaban:

1. Disolvía la JDE actual para nombrar una nueva Junta con 5 dentistas y 2 asistentes o técnicos para regular la profesión dental

2.  Le quitaba el poder regulador a la JDE en varias funciones vitales y fundamentales

3.  Eliminaba el requisito de los 90 créditos o bachillerato en asignaturas  universitarias para ser candidato a reválida

4.  Le quitaba la autoridad a los dentistas cirujanos orales y maxilofaciales para admitir pacientes en los hospitales de PR 

5.   Proveía para licencias provisionales en un sinnúmero de situaciones de manera flexible.

Otra deficiencia del proyecto era que no hacía enmiendas importantes donde debió haberlas. Por ejemplo: no se re-definieron las especialidades  como se describen hoy día.

Ante la amenaza de este proyecto 735 a la profesión, el CCDPR y la JDE  hicieron todos los esfuerzos para evitar que la legislatura aprobara esta medida sin que se tuviese en cuenta la opinión de los representantes de la profesión dental en PR.  Esto se logró, al menos temporeramente. En eso la Junta Directiva del  CCDRP y la JDE se reunieron con la EMD para tener un conversatorio sobre el proyecto.  En esa reunión, se aclararon varios asuntos importante, siendo uno de ellos, el que la mayoría de las enmiendas a las que nos oponíamos no nacían de la EMD.  Para analizar el proyecto y arreglar las enmiendas para que estas fueran de consenso y aceptables a las tres instituciones se formó un Comité Inter-Institucional (CII) formado por (2) representantes de cada institución. La Junta Directiva del CCDPR designó al Dr. Luis Silva Ramírez y al Dr. José A. Morales, para representar y llevar la posición del CCDPR en el CII.

El 22 de febrero del 2016 hubo una vista pública que celebró la Comisión de Gobierno de la Cámara de Representantes para oír la posición de las tres instituciones (EMD, CCDPR y JDE) sobre el proyecto.  La vista tuvo sus altas y bajas, pero las diferencia entre la posición de la EMD y la del CCDPR y JDE eran evidentemente opuestas.  De ahí que la comisión recomendó que: “reúnanse, discutan las diferencias y lleguen a acuerdos”.  Por cuanto ya había un comité para este propósito (el CII), se acogió la recomendación y se comenzó a trabajar.

El CII celebró varias reuniones donde poco a poco se fueron reduciendo las diferencias.  Los representantes de la JDE explicaron muy bien las funciones y deberes de la Junta y poco a poco se fueron eliminando aquellas enmiendas que atentaban contra las funciones de la JDE.  En torno a las licencias provisionales (LP), la EMD propuso dos enmiendas: una - LP para los estudiantes/residentes de los programas graduados, la cual nunca estuvo en controversia y todos favorecieron, y dos para los profesores que se han graduado de escuelas no acreditadas. El CII modificó el lenguaje de esta segunda de la siguiente manera: “LP para profesores de difícil reclutamiento y conocimientos en áreas especializadas…”, lo cual fue aceptable a todas las partes.

Otra de las propuestas enmiendas de la EMD fue la de convalidar los 90 créditos de requisito de pre-dental a aquellos estudiantes que se hayan graduado de escuelas no acreditadas, se hayan graduado del curso de Ubicación Avanzada de la EMD y hayan cursado al menos dos años en algún programa residencia en un programa post doctoral de la EMD. Esta propuesta enmienda se encontró aceptable luego de unos cambios mínimos en el texto de la misma.  

Una de las enmiendas que mayor discusión requirió fue la relacionada a la autoridad de dentistas a admitir pacientes al hospital y hacer exámenes físicos. Para la discusión de esta enmienda hubo que hacer varias aclaraciones, pues había mucha confusión y conceptos equivocados en esta enmienda. La propuesta de la EMD para arreglar esta enmienda y la propuesta del CCDPR y JDE diferían significativamente en su base conceptual y práctica.  

En días recientes circuló un correo electrónico que contiene información errónea en torno al tema de admitir pacientes al hospital y hacer exámenes físicos por el dentista. En este correo se hacen expresiones inflamatorias en contra del CCDPR y la JDE con el propósito de lastimar la imagen de sus directivos. En este se advierte a los dentistas que tratan pacientes en hospitales de que no se les reconocerá su facultad para tratar pacientes en los mismos. Esta información es totalmente falsa y fue publicada con la intención de provocar rivalidad y disputas entre sectores de colegiados. No es cierto que la propuesta del CCDPR y la JDE pretendiese quitar los privilegios de dentistas a tratar pacientes en el hospital. Tratar pacientes en hospitales es una función totalmente distinta a la de hacer exámenes físicos y admitir pacientes en el hospital. Cada una tiene requerimientos de adiestramiento distintos y son responsabilidades distintas.  (ver escrito: El Dentista en el Hospital – entendiendo los conceptos de ”trata pacientes en hospital” y el de “admitir pacientes y hacer examen físico completo” por un dentista).

Luego de una amplia discusión sobre el texto de esta enmienda, se acordó un lenguaje aceptable a las partes y que no altera la forma y manera en que los dentistas tratan pacientes en los hospitales de PR en el día de hoy. Habiendo superado esta diferencia, el día 13 de abril del 2016 se llegó a unos acuerdos de consenso y final en torno a los cambios al P del S 735. Los directores de las tres instituciones firmaron el acuerdo y este fue entregado a la Comisión de Gobierno de la Cámara de Representantes al día siguiente, que preside el honorable José "Cony" Varela. 

(ver el texto completo del P del S 735 con cambios del CII que se envió a la legislatura)

La JDE, el CCDPR y la profesión organizada

La Junta Dental Examinadora es el ente gubernamental creado por el estado para certificar y regular la profesión dental. Es el eje central que estructura y organizada la profesión en nuestra sociedad. El estado a su vez creó el CCDPR y le traspasó parte de su autoridad a la profesión misma para que organice colectivamente a todos los dentistas admitidos por la JDE a ejercer en PR. Se comprende que es para bien del cuerpo profesional el que todos sus miembros regulen adecuadamente y en forma honorable y ética, el desempeño de su ministerio. (modificación del preámbulo del reglamento del CCDPR)

Es por lo tanto que el CCDPR vela por la preservación de la salud oral del pueblo de PR y no a de avalar iniciativas de ningún organismo o persona que atente contra la integridad física de pacientes y tampoco respalda atentados en contra de la frágil situación en la que operan los dentistas en PR.  La amenaza de parte de aseguradoras de establecer clínicas alrededor de la isla para competir contra los dentistas es una real y estamos atentos a cualquier iniciativa para combatirla por el bienestar de nuestros pacientes y de la profesión.

 

Por otro lado se reconoce la necesidad de la EMD de proveer pacientes a los estudiantes para su adiestramiento.  La alternativa de establecer múltiples clínicas extramurales en varios lugares se debe hacer con cautela ya que puedan ser favorecidas por las aseguradoras y por lo tanto venir en detrimento del dentista activo en las comunidades donde se establecen estas clínicas. La precaria situación en que operan estos dentistas los puede llevar literalmente a la quiebra.

 

Además, el éxodo de dentistas de la Isla no debe ser atendido de parte del estado con ligereza. Esta situación no se resuelve ingresando dentistas extranjeros, sino mejorando las condiciones laborales y económicas del dentista para que puedan tener un nivel de vida mínimamente decente y permanecer en su tierra natal.  El CCDPR se encuentra inmerso en varias iniciativas para esos propósitos y las mismas serán divulgadas a toda la matrícula próximamente.


Comentarios


No hay comentarios en esta noticia.

Añade un comentario.